La CD cerrará este sábado la salida de Almirón: los malos resultados y el flojo nivel del equipo, más el cruce con un hincha en Ezeiza, llevaron a un fin de ciclo abrupto.

Nocaut técnico

Ya está. No hay una voz oficial, ni un comunicado de prensa que lo reconozca públicamente, pero la salida de Jorge Almirón de SanLorenzo es un hecho. Fue un día de llamados, reuniones y charlas. También de definiciones, porque lo que se venía especulando desde la derrota con Argentinos, ayer terminó por definirse: hoy mismo podría quedar sellado el adiós del entrenador.   ¿Qué llevó a los directivos a tomar la decisión? Varias cosas... Obviamente los resultados, o en realidad el no conseguirlos, fue lo que generó la mayoría de las dudas. Ahí se cayó la escenografía y se empezaron a ver los hilos. Entonces, tampoco convenció el rendimiento de un equipo al que Almirón nunca pudo hacer jugar a su manera, refuerzos que fueron pedidos y traídos por el técnico que no rindieron e incluso varios podrían dejar Boedo a pocos meses de su llegada, malos manejos en el día a día y en el trato con el plantel y los empleados del club, más la falta de autocrítica (reclamando jerarquía luego de quedar eliminado con el último de la Copa Superliga). Ese combo fue elevando el enojo de los directivos hasta bajar del todo el pulgar. Y, como si eso fuera poco, el incidente en Ezeiza cuando el DT invitó a pelear a algunos hinchas que le cuestionaron, con respeto, el mal presente fue la gota que rebasó el vaso. Nocaut técnico...   Es cierto que el ciclo de Almirón venía caminando por la cornisa desde hace rato. Incluso, cerca de dos meses atrás, cuando el CASLA recibió a Junior de Barranquilla por la cuarta fecha del grupo F de la Libertadores, había varios que no se animaban a asegurar la continuidad del entrenador en caso de que no se diera un buen resultado. Claro, a 12 minutos del final, Román Martínez metió el gol del triunfo y nada pasó...   "Vamos a tomar decisiones fuertes en cuanto al fútbol porque no estamos para nada conformes con lo que fue este semestre", le respondió Matías Lammens a un socio que le consultó por la actualidad futbolística en plena reunión de Comisión Directiva de ayer por la tarde. Un rato después, el presidente fue hasta la casa del vice 1°, Marcelo Tinelli, para reunirse y finiquitar el tema entre los dos máximos dirigentes.   En el transcurso del día, ya habían tenido algunas charlas telefónicas con Christian Bragarnik para llegar a un acuerdo económico sobre el alto contrato que tiene firmado Almirón y culminaron en una promesa de palabra de rescindir de común acuerdo y que el DT cobre hasta este semestre y no el contrato entero.   Ahora, Diego Monarriz se hará cargo de forma interina del plantel hasta post duelo de Copa Argentina (ver aparte) y mientras la CD evaluará candidatos. "Hay más de un mes hasta que el plantel vuelva de las vacaciones, así que no tenemos por qué apresurarnos. Vamos a pensar bien todo", le sopló a Olé ayer a última hora alguien que participa de la toma de decisiones.   Un final poco feliz.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios