Está acusado de acondicionar y entregar la camioneta que fue utilizada para provocar el atentado; Se leyó el requerimiento de la elevación a juicio hecho por el fallecido fiscal Alberto Nisman

Comenzó el segundo juicio a Telleldín

El ex reducidor de autos y actual abogado Carlos Telleldín comenzó a ser juzgado por segunda vez como supuesto partícipe del atentado a la AMIA del 18 de julio de 1994, que causó 85 muertos en el barrio porteño de Balvanera.

A 15 años de su absolución en un primer juicio oral, que terminó con todos los acusados libres a raíz de delitos cometidos durante la investigación del ataque, Telleldín se sentó ante el Tribunal Oral Federal 3 para escuchar la acusación en su contra.   El actual abogado está procesado como supuesto partícipe del atentado por haber sido el último poseedor de la camioneta Trafic usada como coche bomba en la mutual judía, según la acusación.     Los jueces Javier Ríos, Andrés Basso y Fernando Canero ordenaron leer de manera íntegra el requerimiento de elevación a juicio a Telleldín, hecho por el fallecido fiscal y ex titular de la Unidad AMIA, Alberto Nisman.   Telleldín está procesado, pero excarcelado, acusado de haber sido quién acondicionó y entregó la camioneta que habrían usado quienes cometieron el ataque terrorista en la calle Pasteur 633, de la ciudad de Buenos Aires.   En 2004, el mismo tribunal, pero con otros jueces, lo absolvió junto a los demás supuestos partícipes de la llamada "conexión local" del atentado al denunciar graves irregularidades por parte de los investigadores, entre ellos, el ex juez federal Juan José Galeano.   Galeano acaba de ser condenado a seis años de prisión en otro juicio oral por esos delitos, entre ellos, el pago ilegal de 400.000 dólares a Telleldín para que declare e incrimine a un grupo de policías bonaerenses que fueron detenidos, juzgados y absueltos junto con él. Telleldín fue condenado a tres años y seis meses de prisión en este juicio que se hizo por "peculado".   Ahora se lo vuelve a juzgar como supuesto partícipe necesario del atentado a raíz de la acusación según la cual el 10 de julio de 1994 entregó la camioneta "acondicionada para su finalidad criminal al siguiente eslabón de la cadena terrorista con conocimiento del fin para el que sería empleada", según la acusación de Nisman.   El requerimiento de elevación incluyó la lectura en la sala de audiencias de los tribunales federales de Retiro de cada uno de los 85 nombres de los muertos en el atentado, que destruyó el edificio del barrio de Balvanera y provocó daños en construcciones de dos cuadras a la redonda, a las 9.53 del 18 de julio de 1994.   Telleldín se ubicó en la primera fila, de traje y corbata roja, junto a su abogada en esta causa, Miriam Carzoglio. "Conocía a quiénes recibirían la camioneta y para qué sería utilizada", se escuchó en la lectura del requerimiento de Nisman.   Según la parte de la investigación del atentado que quedó en pie como válida por orden de la Corte Suprema, el vehículo fue llevado a una playa de estacionamiento cercana a la AMIA, y de allí salió el 18 de julio para estrellarse en la mutual, cargado de explosivos.   En la acusación se sostuvo que Telleldín se dedicaba al doblaje de automóviles como medio de vida en esa época, y que de once transacciones que se le detectaron, sólo en el caso de la camioneta sospechada hubo un falso boleto de compraventa y un falso documento de identidad.   Entre el 2001 y 2004, Telleldín enfrentó su primer juicio oral detenido, y mientras estudiaba abogacía, profesión de la que se recibió en el penal.   El ex reducidor de autos fue detenido en 1994 por orden del ahora destituido ex juez Galeano, y en 1996 declaró contra policías bonaerenses, entre ellos el ex comisario Juan José Ribelli, a quienes dijo haber entregado la Trafic como parte de extorsiones a que era sometido por su actividad ilegal.   En el juicio oral se comprobó, a raíz de declaraciones de agentes de la ex Secretaría de Inteligencia del Estado, que por esa declaración Telleldín cobró 400.000 dólares.   Por este y otros hechos que se consideraron ilegales en la investigación, el Tribunal declaró nula toda la causa penal y absolvió a los acusados, 17 en total.   La Corte revocó la absolución de Telleldín, consideró válido todo lo hecho hasta el día del pago ilegal en 2016, y ordenó al juez del caso, Rodolfo Canicoba Corral, seguir con la pesquisa contra este acusado hasta que fue enviado a juicio oral nuevamente.

Compartir

Comentarios