En ella detalla los diez puntos del acuerdo que busca alcanzar.

La carta que Mauricio Macri envió a los dirigentes opositores en busca de consenso

El Gobierno envió este lunes una carta firmada por el presidente Mauricio Macri, con el objetivo de convocar a los principales dirigentes opositores a sumarse al acuerdo de diez puntos que el oficialismo busca consensuar para “despejar algunas de las dudas que existen sobre nuestro país”.

La misiva fue enviada a gobernadores, empresarios, sindicalistas, y principales dirigentes de la oposición, incluida la senadora Cristina Kirchner, y a la Iglesia.   En las últimas horas, una parte de Alternativa Federal y el líder de Evolución, Martín Lousteau, dieron el visto bueno; mientras que Sergio Massa se mostró abierto al diálogo con condiciones y Daniel Scioli confirmó que conversó con el Presidente y le propuso sumar otras iniciativas.   El siguiente es el texto completo de la carta del Presidente de la Nación: "La Argentina ha logrado a lo largo de los años algunos acuerdos básicos que permitieron fortalecer nuestra democracia. El consenso democrático que cerró las puertas a experiencias autoritarias, la Asignación Universal por Hijo, el rechazo a la violencia política, la alianza estratégica con el Mercosur, por dar algunos ejemplos.   Pero claramente hemos tenido problemas para acordar sobre cuestiones básicas de nuestro desarrollo económico. Nuestra historia en este tema ha tenido muchos fracasos, convirtiendo nuestro país en una paradoja mundial por la falta de desarrollo y la pobreza pese a nuestros recursos y nuestras potencialidades.   Por ello, cada vez que se acerca un proceso electoral, existen muchas dudas sobre nuestro futuro. Los argentinos y el mundo quieren tener más claridad y certeza de que hemos podido dejar de discutir algunas cosas que ya no se discuten más en la mayor parte de los países.   Por eso le quiero pedir que pueda expresarse sobre estos diez puntos que consideramos imprescindibles para despejar algunas de esas dudas que existen sobre nuestro país.   Estos puntos no son un plan de gobierno, ni una propuesta electoral, ni un contrato de adhesión. Son una invitación para que podamos despejar algunos temas esenciales de nuestras discusiones. Confío en que desde la madurez democrática podremos dar una muestra de acuerdo que nos permita darle mayor tranquilidad a los argentinos.   -Lograr y mantener el equilibrio fiscal, tanto en la Nación como en las provincias.   -Sostener un Banco Central independiente en el manejo de los instrumentos de política monetaria y cambiaria, en función de su principal objetivo que es el combate a la inflación hasta llevarla a valores similares a los de países vecinos.   -Promover una integración inteligente con el mundo, trabajando para el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones.   -Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.   -Creación de empleo formal a través de una legislación laboral moderna, que se adapte a las nuevas realidades del mundo del trabajo sin poner en riesgo los derechos de los trabajadores.   -Reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal, empezando por los impuestos distorsivos.   -Consolidación del sistema previsional sostenible y equitativo que dé seguridad a los jubilados actuales y futuros.   -Consolidación de un sistema federal transparente que asegure transferencias a las provincias no sujetas a la discrecionalidad del Gobierno Nacional de turno.   -Asegurar un sistema de estadísticas profesional, confiable e independiente.   -Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores.   Desde ya que estamos abiertos a escuchar agregados o aportes que usted considere que refuercen el mensaje de previsibilidad que podemos dar, ya que esto implica el inicio de una conversación abierta”.

Compartir

Comentarios