La Superfinal de la Copa Libertadores no pudo jugarse por las condiciones climáticas.

El insólito pifie de la Conmebol para anunciar la suspensión del Boca-River

Se aguó la fiesta. El mundo del fútbol miraba hacia la Argentina. Esta tarde debían jugar Boca y River en la Bombonera por el partido de ida de la Superfinal de la Copa Libertadores . Pero las fuertes lluvias arruinaron los planes.

Desde muy temprano se vivió un fuerte temporal en Buenos Aires, que se prolongó a lo largo de todo el día. Pasadas las 15, la terna arbitral salió al campo de juego e hizo la prueba: la pelota ni rodaba.

Fue así que, pese a que muchos hinchas ya habían llegado al estadio, desde la Conembol decidieron reprogramar el partido para el domingo. ¡Atentos! El clima para mañana no es mucho más alentador que el de hoy.

Más allá de la suspensión, muchos hinchas se quedaron con un insólito pifie que tuvo la máxima entidad del fútbol sudamericano para anunciar la nueva fecha del encuentro: dijeron que el duelo se trasladó para ¡el domingo 25 de noviembre! Es decir un día después que la fecha en la que está programado el partido de vuelta.

El error de la Conmebol.

Un poquito más de confusión para un duelo que ya está repleto de cuestiones inciertas. A los pocos minutos, se dieron cuenta del error, borraron el tuit y pusieron la fecha original: "mañana".

Compartir

Notas Relacionadas

DEPORTES
Super 20
DEPORTES
Superclásicos
DEPORTES
Boca-River

Comentarios