Es el peor registro del año. Es como consecuencia del fuerte aumento en los precios y de la perdida del poder adquisitivo.

El consumo masivo cayó 6% en septiembre

Como consecuencia del fuerte aumento en los precios de los productos del consumo masivo y la caída del poder adquisitivo, las ventas de los hipermercados cayeron cerca del 6% interanual en septiembre, al igual que en el caso de los supermercados mayoristas, lo que representa el peor registro del año en curso.

Fuentes del sector comercial apuntaron que "la caída fue ocasionada por una recesión que para las grandes cadenas ya no se puede sostener ni con promociones, bonificaciones y hasta pagos financiados con tarjeta en muchos casos". En todos los segmentos de los productos se observaron bajas en las ventas, y aunque la situación de los alimentos es la más preocupante, los artículos de limpieza son los que sufren menores ventas, con descensos de más del 6 por ciento.

"Sigue todo igual de parado. No hay indicios de que esto vaya a repuntar, sino todo lo contrario", señalaron desde los hipermercados. Tanto en las grandes superficies como desde los mayoristas pronostican un panorama negativo para el mes de octubre, por el traslado a góndola de la megadevaluación que se va dando en forma paulatina.

Sobre la actualización del programa nacional de Precios Cuidados, que abarca la regulación de 550 productos, persisten aún las dudas sobre el comportamiento del consumidor. "Se habían dejado de consumir un poco porque las ofertas que hacen las cadenas en general eran superadoras. Ahora se le dio una vuelta de tuerca al programa", agregaron desde un hipermercado.

En tanto, el presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, Alberto Guida, señaló a este medio que las ventas cayeron también en torno al 6%, aunque manifestó que "los meses de noviembre y diciembre serán algo mejores porque se está dando la reapertura de paritarias y después vendrá el cobro del aguinaldo".

Aunque no se dieron cifras concretas, las ventas de septiembre también cayeron respecto de agosto pasado. La suba de precios combinado con un estancamiento de los salarios forma la principal variable para un escenario donde las ventas se ven afectadas. Como consecuencia de la devaluación, los precios de entre 45 a 50 productos de la canasta básica familiar subieron hace días hasta un 16%, tanto en los comercios de cercanía como en los hipermercados.

Fuentes de las grandes superficies comerciales, de supermercados provinciales y autoservicios informaron que los derivados de la harina aumentaron 5%; leches, 6%; productos de limpieza, 12%; hamburguesas y milanesas, 11%; jugos y golosinas, 12%; café, 4%; y aguas saborizadas hasta 16 por ciento.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios