La Sonda Solar Parker iba a despegar esta madrugada, pero la agencia espacial no dio el visto bueno por encontrarse con "condiciones desfavorables".

Se pospuso la misión de la NASA para investigar los secretos del Sol.

El lanzamiento de la sonda solar Parker, la primera astronave que transitará por la corona del Sol, fue aplazado hoy hasta este domingo por problemas técnicos, con lo que son ya tres lanzamientos suspendidos.

Cerca de las 4:50 de la madrugada del sábado el equipo a cargo de la misión decidió demorar el lanzamiento unos minutos para chequear condiciones. Al no estar conformes con los resultados, decidieron la cancelación momentánea. 

El lanzamiento, que se llevará a cabo desde el Centro Espacial J. F. Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida, fue reprogramado para el domingo a primera hora.

Parker será la primera sonda que alcanzará la atmósfera solar, conocida como corona, anunció la Agencia Espacial estadounidense en su web. Volará a tan sólo 6,1 millones de kilómetros de la superficie solar, que es más de siete veces más cerca de lo que ha llegado nunca una nave.

Primero se dirigirá a Venus, el segundo planeta en orden de distancia desde el Sol después de Mercurio, y usará su gravedad para acercarse lo más posible al astro. Las vueltas alrededor de Venus encaminarán a la sonda a alcanzar su primer punto de mayor aproximación al sol en noviembre. Entonces realizará 24 órbitas durante siete años, acercando gradualmente la nave cada vez más al Sol.

La sonda, que pesa 700 kilos, orbitará alrededor del Sol en un recorrido elíptico y alcanzará una velocidad de unos 200 kilómetros por segundo. Además empleará una combinación de cálculos e imágenes para estudiar la corona y la evolución del viento solar.

La NASA espera que la misión le ayude a conocer mejor el funcionamiento de las estrellas y a recopilar datos para mejorar las predicciones meteorológicas en la Tierra. Asimismo espera que descubra muchos de los misterios del Sol como, por ejemplo, por qué la corona, al contrario de lo esperado por las leyes de la física, está más caliente que la propia superficie solar.

Los principales objetivos científicos de la misión son rastrear cómo la energía y el calor se mueven a través de la corona y explorar qué acelera el viento solar así como las partículas energéticas solares. Los científicos llevan más de 60 años buscando respuestas pero hasta ahora no han podido llevar a cabo investigaciones porque no existía la ingeniería térmica necesaria.

La Agencia Espacial Europea también tiene previsto enviar una sonda al Sol dentro de dos años, en 2020.

Fuente: dpa

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »