PADRE PEDRO OPEKA

LA ANSES DISTINGUIÓ AL PADRE PEDRO OPEKA POR SU LABOR SOCIAL.

El titular del organismo previsional, Emilio Basavilbaso, destacó el trabajo del sacerdote argentino, quien trabaja hace 50 años en África, por su ardua lucha contra la pobreza y por mejorar la situación de las personas en situación de vulnerabilidad. 

En el Salón Libertador del Palacio San Martín de Cancillería, el Director Ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso, otorgó ayer una distinción al Padre Pedro Opeka por su labor destinada a rescatar a más de medio millón de personas de la pobreza. También participaron del encuentro la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el Secretario de Culto, Santiago de Estrada, y el Secretario de Relaciones Exteriores, Daniel Raimondi.

El sacerdote argentino es misionero en África desde hace 50 años y pertenece a la Congregación de la Misión. Su trabajo, por el que fue propuesto en reiteradas oportunidades al Premio Nobel de la Paz, se centró en la generación de trabajo y vivienda para aquellas personas que se encuentran en situación de pobreza alejándose del paliativo del asistencialismo.

Durante el acto de entrega, el titular de la ANSES mencionó que el Padre Opeka logró obras concretas y perdurables en el tiempo, tales como viviendas, escuelas, dispensarios, calles y terrenos deportivos. Además destacó que, gracias a la labor realizada, se estima que 3500 personas trabajan en las distintas actividades en la Asociación Humanitaria Akamasoa, fundada por el religioso, tanto en la explotación de canteras, fabricación de muebles y artesanías, como en la prestación de los servicios comunitarios como educación, salud y mantenimiento.

En ese sentido, Basavilbaso expresó: “Desde la ANSES valoramos la labor social del Padre Pedro, por eso, le agradecemos su trabajo con los más necesitados mediante esta distinción para que más argentinos conozcan su obra”.

En la entrega del reconocimiento también estuvo presente el Director General de Relaciones Institucionales y con la Comunidad de la ANSES, Patricio Piffano

Compartir

Comentarios