Salvini, irritado con un barco italiano que rescató a inmigrantes.

El ministro del Interior y vice premier dijo que deberían haber sido recogidos por los buques de Libia.

Un barco que rescató a unos 60 migrantes en el mar Mediterráneo se vio este martes envuelto en una nueva polémica con el gobierno italiano.

El barco remolcador italiano "Vos Thalasa" rescató a los 60 refugiados frente a las costas de Libia, el domingo pasado. Según los medios, ese rescate irritó al Ministerio del Interior de Italia, a cargo de Matteo Salvini, pues considera que debía haberlo realizado la guardia costera libia, que ya había sido alertada.

"Deberían haber sido ellos (los libios) quieres recogiesen esa carga de migrantes clandestinos", dijo el vicesecretario de Interior, Stefano Candiani, en declaraciones a la radio estatal RAI.

Salvini es el líder de la Liga, el partido político dominante en Italia. La Liga es un partido populista y ultraderechista que es conocido por su postura contra la inmigración y pro-nacionalista. Y el nuevo Gobierno italiano, al que pertenece la xenófoba Liga, quiere que los migrantes sean devueltos a Libia -desde donde parte la mayoría- en lugar de llegar a las costas de Italia.

Salvini prohibió atracar en puertos italianos a barcos de rescate de ONGs. Ahora quiere aplicar también esa media a los barcos de la Marina de otros países que participan en misiones de rescate de la Unión Europea.

El ministro del Interior y también vice primer ministro publicó esta declaración en su página de Facebook, después de que un grupo de 106 inmigrantes desembarcara en la isla italiana de Sicilia, tras ser rescatados en el Mediterráneo por un barco irlandés que participa en una misión europea contra los traficantes de personas.

Los migrantes en el "Vos Thalasa" fueron rescatados frente a las costas de Libia, anticipándose a la intervención de los guardacostas libios, que ya habían sido alertados. "Vos Thalasa", usualmente, presta servicio a una plataforma petrolífera. 

Después del rescate, el Ministro de Infraestructura, Danilo Toninelli, dijo que algunos migrantes "ponían en peligro la vida de la tripulación" del "Vos Thalassa". Los migrantes eran transferidos a la nave Dicotti de la Guardia Costera italiana y Toninelli pidió una investigación para castigar a los amotinados.

"Si alguno ha hecho algo que sobrepasa la ley, si desembarca, acabará en la cárcel y no en un centro de acogida", dijo Salvini.

Pero finalmente, Italia permitirá el desembarco de los 67 inmigrantes.

Los inmigrantes, entre los que hay hombres, mujeres y niños, son cuatro de Argelia, uno de Chad, uno de Bangladesh, dos de Egipto, uno de Ghana, diez de Libia, cuatro de Marruecos, uno de Nepal, 23 de Pakistán, siete de Palestina, doce de Sudán y uno de Yemen.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Italia expresó su "preocupación" por el caso de estos 67 inmigrantes y recordó que "el socorro en mar es un principio demasiado importante como para ser puesto en riesgo".

"La prioridad debe ser salvar vidas y garantizar la asistencia inmediata a las personas que afrontan estos peligrosos viajes. ACNUR renueva su llamamiento a los Estados para que establezcan un mecanismo regional de desembarco seguro y previsible, y tras esto, una adecuada forma de compartir la responsabilidad", dijo en un comunicado.

Fuente: DPA y EFE

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
Alarma en Mexico
INTERNACIONALES
Otro exabrupto
INTERNACIONALES
Tiroteo en Toronto

Comentarios