10 escapadas para el fin de semana largo del 9 de julio.

La llanura pampeana, las lagunas y la Costa Atlántica, tres paisajes diferentes para encontrar descanso y recreación en familia. 

El fin de semana largo del 7 al 9 de julio sugiere descanso y paseos en familia en un marco de tranquilidad, sitios históricos y naturaleza. Aquí van 10 destinos de la provincia de Buenos Aires para tener en cuenta.

1. Brandsen

Con una variada oferta de estancias, huertas orgánicas, granjas educativas y almacenes de campo donde suelen presentarse cantantes folclóricos y payadores, es un destino de turismo rural por excelencia. El pueblo se puede recorrer a pie (por ejemplo, la Peatonal del Domingo, en la calle Ferrari), a caballo o a través de un paseo en carruaje. Los principales atractivos del casco urbano son la estación Coronel Brandsen (de 1865, muy bien conservada y con cartelería original), la plaza principal y la parroquia Santa Rita de Cascia, construida a fines del siglo XIX.
En el pueblo de tradición gaucha por excelencia, el Circuito de los Artesanos Arequeros (plateros, pintores, sogueros, tejedores, ceramistas y chocolateros) revela secretos del más renombrado pago de tradición gauchesca. A su vez, el Parque Criollo y Museo Ricardo Güiraldes propone otro paseo tan entretenido como didáctico.

2. San Antonio de Areco

A 114 kilómetros de Buenos Aires por ruta 8 (Panamericana ramal Pilar); tres peajes, $ 95.

3. Luján

La tradicional atracción del turismo religioso, con epicentro en la Basílica, se combina con el circuito de los museos (Enrique Udaondo, Devocional de la Virgen de Luján y de Bellas Artes Félix de Amador). Pero en el casco urbano también hay posibilidades de tomar contacto con la naturaleza, en especial en el Parque Ameghuino y en los recreos –aunque bastante descuidados– que funcionan sobre la costa del río Luján.

A 73 kilómetros de Buenos Aires por Acceso Oeste; dos peajes, $ 80.

4. Chascomús

Las siete lagunas encadenadas que rodean la ciudad son pesqueros muy recomendables para capturar pejerrey. Sobre la orilla de la laguna principal –fue completada la pavimentación del camino perimetral– abundan los recreos, cabañas y campings. Además de degustar las populares medialunas de Atalaya (no sólo frente a la ruta 2 sino también en una sucursal creada al borde de la laguna), se puede visitar el Teatro Brazzola, la Casa Casco, la centenaria capilla de los inmigrantes africanos –con piso de tierra– y el café y centro cultural La Botica, de 1852.

A 128 kilómetros de Buenos Aires por Autopista a La Plata y ruta 2; tres peajes, $ 115.

5. Tigre

Son innumerables las opciones para disfrutar en familia de la Primera Sección del Delta y el casco urbano de Tigre. En los últimos años, la propuesta de los recreos, restaurantes, cabañas y hosterías se diversificó y mejoró notoriamente en calidad. En tierra firme, el Bus Turístico une el Mercado de Frutos con el Paseo Victorica, el Parque de la Costa y el Circuito de Museos (Del Mate, de Arte y Naval). Un paseo en sí mismo lo brindan las lujosas instalaciones del Museo de Arte de Tigre, cuya terraza ofrece una magnífica vista del río y, en la orilla opuesta, la zona isleña.

A 31 kilómetros de Buenos Aires por Ramal Tigre de Panamericana; peaje, $ 45.

6. Mercedes

Esta ciudad, famosa por el salame quintero y las tortas fritas, conserva en sus calles céntricas el ritmo aletargado de su entorno rural, apenas alterado los fines de semana en los almacenes de campo, asadores y restaurantes del polo gastronómico surgido en Tomás Jofré, a 15 kilómetros de Mercedes.

La visita a Mercedes resulta incompleta si no incluye la Pulpería de Cacho Di Catarina –conocido como “El último pulpero” y fallecido en 2009–, una reliquia de 1830 que acredita al resero Don Segundo Sombra y a Juan Moreira entre sus visitantes más renombrados.

A 104 kilómetros de Buenos Aires por Acceso Oeste hasta Luján y ruta 5; tres peajes, $ 95.

7. San Pedro

Magníficas vistas del río Paraná brindan las barrancas de la ciudad y el pueblo histórico Vuelta de Obligado, 19 km al norte. Fósiles de más de 30 especies de animales prehistóricos hallados en la zona pueden apreciarse en el Museo de Paleontología, cuya fama se acrecentó en 2015, a partir del hallazgo por parte de sus autoridades del bergantín República, hundido en el fondo del río Paraná.

El buque de la Armada argentina había participado de la defensa del paraje Vuelta de Obligado en 1845, cuando la zona era asediada por la flota anglo-francesa. En cuanto a los mejores sabores autóctonos, sobresale el exquisito postre ensaimada, herencia de la inmigración española de Mallorca.

A 180 kilómetros de Buenos Aires por ruta 9 (Panamericana ramal Campana); dos peajes, $ 90.

8. Campana

Con propuestas sencillas y buenos servicios, Campana cuenta con un área protegida ideal para abstraerse de los ruidos y el ritmo acelerado de la ciudad: la Reserva Natural Otamendi, un páramo de 3 mil hectáreas donde es posible apreciar las últimas franjas de selva ribereña, pastizal pampeano y un bosque desplegado sobre las barrancas del río Paraná. Desde un mirador panorámico, un sendero atraviesa el talar.

Otro camino de trekking recorre mil metros por el pastizal, mientras que la excursión “Laguna Grande”, que sólo se puede realizar con guías habilitados, demanda 5 km de caminata ida y vuelta por la pampa ondulada y una zona de bañados. En dirección al puente Zárate-Brazo Largo, Campana cuenta con fincas frutihortícolas, campings, lugares para pescar y recreos isleños.

A 81 kilómetros de Buenos Aires por ruta 9 (Panamericana ramal Campana); peaje, $ 45.

9. Lobos

La opciones recreativas más interesantes y variadas se concentran alrededor de la laguna –a 15 kilómetros de la ciudad–, donde florecen la pesca deportiva de pejerrey, bagre, tararira y carpa, deportes náuticos como vela y jet sky, cabañas, campings y recreos. En el casco urbano se puede realizar una caminata por la calle 9 de Julio desde Alem hasta la plaza 1810, sin dejar de visitar el Museo y Biblioteca Juan Domingo Perón, creado en la casa natal del ex presidente en 1895. Sin embargo, el lugar de nacimiento del líder justicialista está en discusión: algunos historiadores aseguran que fue en Roque Pérez.

Otros puntos insoslayables del paseo son la iglesia de estilo neogótico Nuestra Señora del Carmen –fundada en 1803–, la heladería Trápani, el restaurante La Marina y el bar El Escritorio, clásicas escalas de los lobenses después de la siesta. En los últimos años, la propuesta de turismo rural en las estancias de Lobos se vio revitalizada por el auge del polo.

A 106 kilómetros de Buenos Aires por Riccheri, Autopista a Cañuelas y ruta 205; tres peajes, $ 85.

10. Necochea

A los principales puntos de interés que ofrece en esta época (el Parque Lillo, el paseo costero del río Quequén Salado y sus cascadas, además de las termas de Médano Blanco, la colonia de lobos marinos, la pesca y el espectacular mural pintado en la Escollera Sur), la ciudad-balneario de la Costa Atlántica añade las degustaciones, talleres didácticos y música en vivo del Primer Festival del Chocolate, a realizarse el sábado 7 de julio a partir de las 15 en el Centro Cultural Necochea (calle 54 entre 61 y 63). A su vez, la carrera Aventura Invierno está anunciada para el domingo 8 desde las 9, con largada en el playón del Casino (en la esquina de 91 y 4). Los participantes podrán elegir entre las competencias de 10 y 21 kilómetros y la caminata familiar de 2 km. El encuentro deportivo será complementado con música en vivo, un taller de Pintura, inflables para los chicos y otras actividades recreativas.

Compartir

Comentarios