Claudio Chiqui Tapia llegó y se reunió con un grupo de dirigentes para definir el futuro de la Selección.

El presidente de la AFA apenas pisó suelo argentino dio una charla ante unos 60 dirigentes que lo esperaban en el aeropuerto.

Claudio Chiqui Tapia no tiene respiro. O no le dan respiro. El presidente de la AFA apenas pisó suelo argentino tuvo que enfrentarse con un grupo de unos 60 dirigentes -en su mayoría del Ascenso- que lo esperaban en el aeropuerto de Ezeiza. La reunión fue para mostrar unidad en la AFA y para brindarle apoyo a Tapia. El Chiqui, yerno de Hugo Moyano (presidente de Independiente), viene recibiendo palo tras palo desde que la Selección cayó 3-0 ante Croacia. Tuvo un momento de paz luego de la clasificación a octavos, pero desde la caída ante Francia otra vez quedó en el foco de la tormenta.

La decisión que debe tomar Tapia es qué hacer con el entrenador de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, a quien hace poco más de un año le firmó un contrato hasta 2022.  Ahora, tras la dura eliminación del Mundial ruso y luego del pobre rendimiento del equipo, al presidente de la AFA le exigen que se lo saque de encima y sin pagarle los 16 millones de dólares que le corresponden al DT por no respetarle lo pactado. Sabe Tapia que no es el presidente que mejor le cae al Gobierno.

Tapia no es el único responsable en la contratación de Sampaoli. Daniel Angelici, el vice de la AFA, fue clave en la negociación para liberarlo de Sevilla. Pero el presidente de Boca, el de las conexiones en la Casa Rosada y con un pie en la Superliga, siempre encuentra el modo de ponerse a salvo. Chiqui Tapia, en cambio, entiende que lo único que le queda a la AFA y a su gestión para fortalecerse es la Selección.

Tapia buscará quedar bien con la opinión pública que presiona para que destituya a Sampaoli. Pero para conseguirlo sin dañar la economía de la entidad puso en marcha un "operativo desgaste" que empezó en Bronitsky y continuará hasta que el Zurdo de Casilda se vaya solo.

Para conseguirlo necesitará apoyo. Ante un numeroso grupo de dirigentes entre los que se encontraban Javier Pipo Marín (Acassuso) -imputado en la causa por abuso de menores de las inferiores de Independiente-, Diego Turnes (ex River, actualmente en Barracas Central, el club de Tapia), Dante Majori (Yupanqui), Eduardo Spinosa (Banfield), Nicolás Russo (Lanús), Daniel Ferreiro (ex vicepresidente de Nueva Chicago) y el joven Javier Méndez Cartier (Excursionistas), Tapia pronunció unas palabras (también habló Russo) y todo terminó con aplausos.  

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »