Biosolarización, sanidad responsable en cultivos intensivos.

15 años de investigación y productores que la implementaron, es una técnica que busca aportar sanidad  a los cultivos tratando el suelo sólo con energía solar y enmiendas orgánicas como biofumigantes. Ya es momento de multiplicarla y esta capacitación propone planificarla en casos concretos de los participantes.

El evento está destinado a horticultores, profesionales y estudiantes que se especialicen en horticultura. La biosolarización es una práctica que permite manejar la sanidad del cultivo a través del uso combinado de la energía solar y los gases que emanan de la descomposición de la materia orgánica . Es una técnica que permite minimizar el uso de plaguicidas y reciclar  los residuos de cosecha aprovechando los nutrientes. Los efectos benéficos del aporte de materia orgánica al suelo, redunda en su calidad y la de los cultivos. Su  implementación requiere de una correcta planificación del uso de los lotes y del material biofumigante.

Partir de un caso real y que el INTA acompañe en la implementación. 

El curso es una oportunidad para aquellos que quieren innovar en sus prácticas hortícolas, en la búsqueda de la alta eficiencia productiva, con la posibilidad de hacerlo con el acompañamiento del INTA. Para ello se los invita a partir de un análisis de la población de microorganismos del suelo, y conocer las limitantes que afectan a sus cultivos, para compartir en el taller que propone el encuentro junto a quienes vienen implementando la biofumigación desde hace años. Si estás interesado en esta opción, podés escribir a mitidieri.mariel@inta.gob.ar para que te explique cómo hacerlo. 

Compartir

Comentarios