Comenzaron a blindar la Torre Eiffel con vidrios antibala contra ataques terroristas.

Tendrán 6,5 centímetros de espesor. Además, una valla rodeará los jardines del célebre monumento francés.

Si hay un objetivo que los terroristas yihadistas han tenido en su mira es la Torre Eiffel, el símbolo turístico de París, que visitan más de 6 millones de personas al año. Después de cierres, alertas y patrullas de soldados armados para la guerra, la Sociedad de Explotación de la torre decidió lanzar trabajos de seguridad, que incluyen colocar un muro transparente de 6,5 centímetros de espesor y tres metros de alto, además rejas para proteger el sitio más visitado y vulnerable de Francia.

Los vidrios son blindados y soportan disparos de fusil, según Bernard Gaudilliere, presidente de la sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE). “También hemos estudiado con la prefectura de la policía eventuales intentos con automóviles con explosivos”, aseguró.

A pesar del rechazo de vecinos y críticas por la nueva apariencia del monumento, esta semana comenzaron a instalarse los vidrios. Ellos reemplazarán las grillas de la obra en construcción, que estaban rodeando a la torre hasta ahora.

Los trabajos finalizarán antes del 14 de julio, cuando llegan masivamente los turistas de verano a París y es la fiesta nacional. Pero el final de esta primera etapa de reaseguramiento se producirá en septiembre.

Los vidrios blindados se instalarán al costado a lo largo del Quai Branly, frente al río Sena, y en la avenida Gustave Eiffel, frente a los Campos de Mars. Una rejas de estilo Eiffel protegerán a la torre e incluirán los jardines, donde se instalarán las entradas del público.

La particularidad de estas rejas es que “retoman la forma y las curvas de la Torre, según la inspiración original de Gustave Eiffel”, explicó Alain Dumas, director técnico de la SETE. Fueron concebidas por la arquitecta austríaca Dietmar Feichtinger, que diseñó el acceso al Monte St Michel.

Estas rejas cubrirán un perímetro de seguridad de 5 hectáreas e incluye el jardín alrededor de la Torre. Allí se instalarán las entradas de seguridad para el público. El acceso al jardín será gratuito pero deberán atravesar los controles.

La reforma implica una inversión de 35 millones de euros con un solo objetivo: la seguridad, cuando Francia se encuentra bajo “alerta atentado “ y la torre es un objetivo al igual que la avenida de los Campos Elíseos.

Al menos 5 veces, la Torre Eiffel ha sido desalojada por problemas de seguridad o amenazas de bombas desde que se cometieron los atentados en París. Tres mujeres yihadistas la tuvieron como objetivo, antes que decidieron que iban a atentar contra la catedral de Notre Dame y fueran descubiertas a tiempo.

La viaja Dama será también pintada de gris y su iluminación será ecológica y con lámparas Led, según sus concesionarios. Los trabajos de renovación finales costarán 300 millones de euros y deberán ser finalizados antes de los Juegos Olímpicos del 2024.

Estos trabajos implican un aumento del precio de las entradas: 25 euros la entrada simple, si no se suma el restaurante o el champagne- bar , con espectacular vista sobre París.

Compartir

Comentarios