Alertamos a la comunidad sobre llamados telefónicos que están recibiendo vecinos en distintos puntos del partido.

Donde sujetos haciéndose pasar por funcionarios públicos (Médicos, policías, etc) llaman a distintos teléfonos, elegidos por lo general de una guía telefónica y alertan a la gente con frases tales como: “Ha ocurrido un accidente de tránsito y que una de las víctimas tenía entre sus pertenencias el número al que está llamando”, que “lo deben llevar al Hospital y necesitan sus datos” o que “ Ha ingresado de urgencia a un hospital y necesitan corroborar sus datos”, y una vez que generan la preocupación y la desesperación de la víctima del llamado, y aprovechándose del shock emocional que esto provoca, comienzan a manejar la situación mediante la persuasión verbal, mostrando sus verdaderas intenciones y comienzan a informar que tiene secuestrado al familiar, solicitando que se les haga entrega de elementos de valor, tales como dinero en efectivo o códigos de tarjetas telefónicas.

Por otro lado también se esta utilizando como modalidad para estafar a personas, que por lo general son adultos mayores, llamadas telefónicas, donde se hacen pasar por familiares o empleados de entidades bancarias, donde con el pretexto de cambiar billetes que están por salir de circulación, les piden a sus victimas que preparen sus ahorros que un agente del banco pasara a retirarlos.

Medidas y recomendaciones:

• No brindar información personal en llamados de desconocidos y tomar la precaución de pedir un número para devolver la llamada y chequear la veracidad del hecho.

• Dialogar el tema de los llamados de entidades bancarias con los adultos mayores, y poner en conocimiento, previo acuerdo entre quienes componen el grupo familiar, que ningún integrante de la familia hablara estos temas mediante llamadas telefónicas solicitándole que preparen dinero para que un desconocido lo retire del domicilio. Ya que ninguna entidad bancaria opera de esta manera, con lo cual estas operatorias son claramente con un propósito delictivo.

• Cortar la llamada cuando desconocidos informen de accidentes sufridos por familiares. Este tipo de situaciones son comunicadas generalmente por la policía de modo personal.

• Tomar precaución cuando reciba un llamado proveniente de alguna unidad carcelaria y rechazarla si no tiene allí personas conocidas que pudieran querer comunicarse con usted.

• Los falsos secuestradores manifiestan ser policías, médicos o inspectores municipales, atender especialmente a este dato y solicitar las identificaciones correspondientes.

• Comunicarse rápidamente con el familiar supuestamente secuestrado o la Policia 911 o al C.A.V 0800 666 9009.

• Para reducir las posibilidades de recibir estos llamados no llenar con datos personales cupones de procedencia desconocida.

Compartir

Notas Relacionadas

EXALTACIÓN DE LA CRUZ
CAMPERAS DE ABRIGO
EXALTACIÓN DE LA CRUZ
Transporte publico de pasajeros

Comentarios