La Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 fue la XIX edición de la Copa Mundial de Fútbol.



La competición se celebró en Sudáfrica, entre el 11 de junio y el 11 de julio de ese año, siendo la primera vez que el torneo se disputaba en África y la quinta que lo hacía en el hemisferio sur, superando el país anfitrión en la elección previa a Egipto y Marruecos.

Se inscribieron para participar en el proceso de clasificación 204 de las 208 asociaciones nacionales adheridas a la FIFA, realizado entre mediados de 2007 y fines de 2009, para poder determinar a los 31 equipos participantes en la fase final del torneo (que se unirían al anfitrión Sudáfrica), superando la marca de 197 participantes del torneo anterior.

El campeonato estuvo compuesto de dos fases: en la primera, se conformaron ocho grupos de cuatro equipos cada uno, avanzando a la siguiente ronda los dos mejores de cada grupo. Los dieciséis clasificados se enfrentaron posteriormente en partidos eliminatorios, hasta llegar a los dos equipos que disputaron la final en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Antes del torneo, Sudáfrica realizó una inversión millonaria para poder estar en condiciones de recibir uno de los eventos deportivos más importantes del planeta. Cerca de 2 millones de entradas fueron puestas a la venta para asistir a los 64 partidos,​ a disputarse en 10 estadios ubicados a lo largo de todo el país, de los cuales la mitad eran nuevos. Como preparación del evento, el país anfitrión organizó previamente la Copa FIFA Confederaciones 2009 en las ciudades de Puerto ElizabethBloemfonteinJohannesburgoPretoria y Rustenburg.

A este Mundial regresaron varias selecciones tras muchos años de ausencia: Corea del Norte, que no participaba desde 1966Honduras y Nueva Zelanda desde 1982Argelia desde 1986Grecia desde 1994 y Chile desde 1998. A estos equipos se les unieron Eslovaquia y Serbia, aunque selecciones de estas dos últimas naciones habían participado en anteriores citas mundialistas, pero representando a países hoy desintegrados; Checoslovaquia en caso de la primera, y Yugoslavia y posteriormente Serbia y Montenegro en caso de la segunda.

Durante la primera ronda se marcaron 101 goles, la menor cantidad conseguida durante la fase de grupos desde que los participantes son treinta y dos. Las selecciones de la Conmebol se convirtieron en las principales dominadoras de esa fase, pasando sus cinco equipos a la segunda, con solo una derrota en quince partidos jugados. Por otro lado, Europa y Áfricadecepcionaron: seis de los trece equipos europeos y solo uno de los seis africanos pasaron a la siguiente fase. Dentro de los eliminados destacaron los dos equipos finalistas del mundial anteriorItalia y Francia, además de Sudáfrica, que se convirtió en la primera selección anfitriona en la historia que no logró pasar a la segunda fase.

En segunda ronda, Sudamérica continuó con su racha clasificando un equipo en cada partido, pero en cuartos de final solo sobrevivió Uruguay, que se clasificó a semifinales junto a tres europeos: AlemaniaEspaña y Países Bajos. España consiguió así su primera participación en semifinales, teniendo en cuenta que en 1950, a pesar de finalizar en la cuarta posición, la última instancia consistió en una liguilla. Finalmente, a pesar de que cinco de los diez primeros clasificados pertenecen a la Confederación Sudamericana, los tres ocupantes del podio fueron selecciones provenientes de la Unión de Asociaciones Europeas.

Todo el torneo estuvo marcado por importantes errores arbitrales que influyeron en el desarrollo de varios partidos,​ incluyendo una semifinal y la propia final.​

Tras la consagración de España ante Países Bajos, este Mundial fue el primero jugado fuera de Europa en el que se proclamó campeón un equipo de dicho continente, además de que fue la primera vez desde 1998 en que ganó un equipo sin copas mundiales anteriores en su palmarés, así como la primera vez desde 1978 en que dos equipos sin copas mundiales se enfrentaron en la final. Por su parte, fue la primera vez desde 1962 en que Europa y Sudamérica no se alternan el campeón mundial, ya que en la edición anterior el campeón también fue europeo (Italia). Como campeones del mundo, España participó en la Copa FIFA Confederaciones 2013.

Mascota

Como es tradición, la Copa Mundial de Fútbol se caracterizó por una serie de símbolos. Uno de los más importantes, especialmente para fines publicitarios y de merchandising fue la mascota Zakumi, un leopardo de pelo verde con los colores de la selección de fútbol de Sudáfrica. El dibujo, que recupera la tradición antropomórfica de mascotas como Striker y Footix de los eventos de 1994 y 1998, posee manchas con la tradicional forma de pentágono presente en los balones de fútbol. Su nombre deriva de «ZA» y «kumi», que corresponden respectivamente al código ISO 3166 para Sudáfrica y el número diez (de 2010) en varias lenguas africanas.​

Balones

  Adidas Jabulani

El balón oficial con que se jugó el campeonato es el modelo Jabulani, fabricado por la marca Adidas.​ El Jabulani (que significa «celebrar» en zulú) fue diseñado por la Universidad de Loughborough en el Reino Unido y tiene 11 colores que representan los 11 jugadores de cada equipo, los 11 idiomas oficiales de Sudáfrica y las 11 comunidades sudafricanas que dieron la bienvenida al primer Mundial de fútbol que tiene lugar en África.​ Una "versión dorada" de este balón, llamado "Jabulani", fue utilizada en la final de la Copa Mundial.​ También se dio a conocer la versión con los colores de Coca-Cola del Jabulani, que tienen el logo de Adidas y el nombre de "Jabulani" debajo de este. En uno de los "triángulos ilustrativos" del balón, se muestra el logo de la empresa de bebidas.

Compartir

Notas Relacionadas

HISTORIA DE LOS MUNDIALES
Copa Mundial de Fútbol de 1978
HISTORIA DE LOS MUNDIALES
Copa Mundial de Fútbol de 1998
HISTORIA DE LOS MUNDIALES
Copa Mundial de Fútbol de 1990

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »