Un electricista ocultaba un arsenal en su casa en Zarate.

Tras cuatro meses de investigación, Prefectura allanó el domicilio del sospechoso y encontró más de 20 armas de grueso calibre. El propietario quedó detenido.

Escopetas, fusiles, revólveres, miras telescópicas y pólvora formaban parte del arsenal que tenía un electricista en su casa de Ituzaingó al 2000. La Prefectura Naval Argentina realizó intensas tareas de investigación y logró detenerlo, siguiendo los lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich.

“Este procedimiento fue posible gracias al profesionalismo de la Prefectura Naval, que invirtió el tiempo y los recursos necesarios para acumular las pruebas que permitieron incautar este arsenal”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

La Delegación de Inteligencia Criminal de Prefectura Zárate comenzó en enero la pesquisa, que incluyó tareas de vigilancia y escuchas telefónicas. Al recolectar información, el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana, a cargo del Dr. Adrián Gonzalez, en donde se tramita la causa, ordenó el allanamiento de una vivienda ubicada sobre calle Ituzaingó.

Al irrumpir en el lugar, con apoyo de personal de la Agrupación Albatros y de la Dirección de Protección Ciudadana, personal de la fuerza conducida por Eduardo Scarzello constató que un electricista ocultaba un arsenal compuesto de 13 escopetas (cuatro de ellas sin documentación), tres fusiles, una carabina calibre .22 semiautomática y 9 revólveres.

Además, poseía medio kilo de pólvora, 210 tacos plásticos para recarga de cartuchos, cargadores, una torre de carga, miras telescópicas y otras partes de armamentos.

El involucrado quedó detenido por orden del magistrado interviniente. La operación fue denominada “Polímetro”.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios