Bonos de Carnaval y del Día de los Enamorados, otro invento de Maduro.

Para enfrentar la aguda crisis humanitaria que se cierne sobre los venezolanos, el presidente Nicolás Maduro ha ofrecido bonos de Carnaval y del Día de los Enamorados para compensar en algo la escalada de inflación, lo que sin embargo no ha detenido la ola de desplazados que traspasan la frontera con Brasil y Colombia.

La cifra de venezolanos que huyen de su país, buscando comida y medicamentos en los países vecinos, se ha incrementado a razón de 32.000 personas diarias que cruzan el Puente Internacional Simón Bolívar en Táchira hacia la vecina ciudad de Cúcuta, pese a las ofertas populistas de Maduro. En plena campaña electoral por la reelección anticipada de su cargo, prevista para el 22 de abril, el régimen de Maduro ha lanzado desde diciembre pasado seis bonos, de subsidios directos al consumo, a los portadores del “carnet de la patria”, los que son inducidos a través de sus correos electrónicos y mensajes telefónicos a votar por el mandatario para que puedan seguir disfrutando de los beneficios sociales.

Por ser la temporada de carnaval, lanzó el bono de 700.000 bolívares (3,18 dólares) y adicionalmente otro bono de igual cantidad para los jóvenes en el Día de los Enamorados (14 de febrero), que va a beneficiar a unos 2,5 millones de muchachos.

El conjunto de bonos comenzó con el navideño, en diciembre, luego el de “Reyes Magos” para el 5 de enero, seguido del de mujeres embarazadas, el de hogares para los discapacitados y finalmente, el de carnaval y de los enamorados.

Igualmente ha contratado músicos y carrozas para el desfile de carnaval, un verdadero “pan y circo” bolivariano para entretener a los sectores más pobres, mientras aumentan las colas en los supermercados para comprar comida.

orge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información, aseguró que 9 millones de personas han recibido el bono de “Reyes Magos” a razón de 500.000 bolívares (2,27 dólares) por titular del “carnet de la patria”. También dijo que depositaron 700.000 bolívares a 79.839 mujeres embarazadas por cada mes de gestación. La ayuda permanecerá hasta después del nacimiento del niño. Hay un total de 315.000 mujeres embarazadas registradas que esperan esa ayuda.

Los economistas han criticado este tipo de bonos clientelares con dinero emitido por el Banco Central sin ningún tipo de respaldo productivo porque generan mayor inflación. En enero cerró con 84% de inflación y la anualizada fue superior a 4.000%.

Luis Salamanca y Nícmer Evans, disidentes chavistas, sostienen que el mandatario se beneficia de un sistema electoral que ignora las reglas y le permite estar en campaña antes del inicio formal de la contienda, lo que implica que tiene a su disposición dos armas claras –el ventajismo y el uso del clientelismo político con los bonos y el carnet de la patria– para presionar al electorado.

El dirigente opositor venezolano Andrés Velásquez denunció que el bono de carnaval es un signo de corrupción con el manejo del dinero público. “Ahora Maduro inventó un bono fiestero, de carnaval. ¿Cuánto va a ofrecer el día de las votaciones (presidenciales)? Eso es corrupción”, señaló. Velásquez, un ex dirigente sindical y ex diputado que propuso su nombre como posible candidato de la oposición en las presidenciales, pidió regular lo que llamó el reparto ilegal de dinero público por parte de Maduro. “¿Quién regula esto? Esto simplemente es corrupción. En tiempo de campaña no lo podemos aceptar”, dijo.

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
Brasil
INTERNACIONALES
La Habana

Comentarios