Una camioneta cargada con garrafas provoca un desastre en Shanghai.

La camioneta cargada con garrafas subió a la vereda fuera de control y atropello todo a su paso. Afirman que en total serían 18 las personas heridas. Ocurrió en una calle de Shangai, China.

El incidente fue causado por un hombre de 40 años de apellido Chen, que iba fumando en el interior del vehículo y prendió accidentalmente el gas que transportaba, explicó la policía de Shanghai, que pareció desmentir el temor a que pudiese tratarse de un ataque en el corazón del centro financiero de China.

El conductor y otras dos personas sufrieron heridas graves. Chen trabaja para una empresa metalúrgica de Shangai y no tiene antecedentes penales, pero ahora está bajo sospecha por transportar materiales peligrosos, añadió la policía.

"No pudo parar, se estrelló contra la esquina y se incendió", dijo una limpiadora que responde al apellido Xu y que trabaja en un edificio frente al lugar del siniestro. Según relató a The Associated Press, vio que de la camioneta salía humo antes de que perdiese el control y se saliese de la vía.

El vehículo, registrado en la provincia sureña de Jiangxi, invadió la vereda y empezó a arder alrededor de las 09:00 de la mañana cerca del Parque del Pueblo, explicaron las autoridades. En la vasta y céntrica plaza está también la sede del gobierno municipal de Shangai, que controla una metrópolis de casi 25 millones de habitantes que es considerada la ciudad más cosmopolita de China.

El cibersitio del diario local Xinmin Wanbao y otros medios dijeron que el auto atropelló a cinco o seis personas que esperaban para cruzar en un concurrido paso de peatones.

Videos publicados en redes sociales mostraron a personas heridas tiradas el pavimento cerca de una cafetería Starbucks y a otras atrapadas bajo las ruedas de la camioneta. También había bomberos intentando sofocar el incendio en el interior del coche.

Agentes de policía hacían guardia el viernes por la tarde en el exterior de la sala de urgencias del céntrico hospital Changzheng donde, según dijo una enfermera a la AP, se estaba atendiendo a los heridos.

El accidente del viernes coincidió con la participación de la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, en un foro empresarial en la ciudad.

Fuente: AP

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »