La Secretaría de Servicios Públicos informó que esta semana se terminó de limpiar un basural clandestino que se había formado en la esquina de Calle 26 y Valentín Alsina.

Según se detalló, para erradicar el basural se requirió de gran cantidad de maquinarias y personal. De hecho, se llenaron 50 camiones con basura que fue llevada al lugar correspondiente.

El peso de la basura recogida fue de aproximadamente 450 toneladas.

Ante esta situación, desde Servicios Públicos volvieron a solicitar responsabilidad a los vecinos para que saque la basura embolsada y en los días y horarios correspondientes para que sea recogida por la empresa que brinda el servicio de recolección de residuos domiciliarios.

Un basurero clandestino es un foco de contaminación del medio ambiente y que, además de provocar malas olores y proliferación de roedores y alimañas, puede generar enfermedades a los vecinos.

Compartir

Comentarios