A través del financiamiento de la Fundación ArgenINTA, la Secretaría de Desarrollo Económico municipal y el INTA Zárate se encargaron de la logística en la entrega de fardos a los pequeños productores ganaderos de la isla afectados por las inundaciones sufridas en los primeros meses de este año.

La situación actual de estos productores es complicada ya que, si bien la altura del agua bajó y se mantiene estable, hubo una pérdida total de las pasturas en la isla y los animales aún no pudieron volver.

Precisamente, estos animales se encuentran en campos arrendados desde la declaración de emergencia agro ganadera, lo cual genera un mayor gasto a los productores.

Los productores explicaron que ya pasaron tres meses en estas condiciones y que sumado a las bajas temperaturas que está presentando el invierno, la oferta forrajera es cada vez más escasa.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios