Casi 3 mil personas pasaron por la Fiesta del Huevo y la Verdura en Zárate. La agricultura familiar fue el eje de un encuentro en el que además de exhibir sus productos, pudo verse el potencial productivo de la región. INTA y la Asociación del Encuentro Agroecológico organizaron este festejo que se desarrolló en un ambiente propicio para disfrutar en familia.

”Fue una muestra para destacar el potencial productivo de la región, la importancia de la agricultura familiar en la producción local y regional, los vínculos con otras ferias y productores, la revalorización del trabajo artesanal, la fuerza de la unión, el trabajo en equipo y los vínculos del INTA con el territorio, con un trabajo valorado y respetado por la comunidad”, afirma Rosana Gutiérrez quien desde INTA acompaña a estos productores.  “Pudo palparse, sentirse la fuerza de la gente emprendedora, capaz, solidaria, sencilla, animada y que quiere mostrar lo que hace”, continuó entusiasmada en su relato.

Gutiérrez es Ingeniera Forestal, pero como profesional de INTA su abordaje trasciende lo agronómico para dedicarse a lo social: desde el trabajo en escuelas y huertas a los pequeños productores de la agricultura familiar. Escuchar a Rosana, es escuchar las necesidades de los productores, sus inquietudes, sus visiones, sus proyectos. Ella se hace carne de sus preocupaciones y colabora desde su lugar de asesor tanto en los modos de producir y de organizarse, como de promover estos espacios donde se muestra el potencial y el crecimiento en un proceso que viene hace algunos años. “Desde lo personal, este espacio renovó el compromiso de trabajo en el territorio con más desafíos y propuestas para contribuir desde nuestro pequeño lugar al desarrollo del territorio y de la Nación junto a los actores de la comunidad”, concluyó.

Compartir

Comentarios